We're sorry but your browser is not supported by Marsh.com

For the best experience, please upgrade to a supported browser:

X

RISK IN CONTEXT

No permita que las distracciones por el COVID-19 afecten la seguridad

Por Larry Pearlman Abril 27, 2020

Decir que las personas se distraen de sus trabajos en medio de la pandemia de COVID-19 sería un eufemismo clásico. Desde una perspectiva de seguridad, es importante recordar que los trabajadores distraídos, incluso los veteranos experimentados, son más propensos a cometer errores.

Los empleados están lidiando con múltiples preguntas: ¿Cuánto durará la situación? ¿Cómo se verá afectado mi empleo? ¿Está segura mi familia?

Mercer, compañía de Marsh & McLennan, está monitoreando algunas medidas que las empresas están tomando alrededor de COVID-19. En una reciente encuesta en línea realizada a 1,750 personas, casi las tres cuartas partes dijeron que sus respuestas operativas al COVID-19 han tenido un impacto más que mínimo, al obligar a los empleados a trabajar desde casa para completar los cierres. Solo el 7% dijo que no tiene la intención de cerrar ninguna instalación.

Cuando las personas se distraen de sus trabajos, los incidentes de seguridad tienden a aumentar. Muchos podrían pensar que los líderes quieren que se centren en la eficiencia, incluso a costa de la seguridad. Para otros, la mente deambula debido a otras preocupaciones, como trabajar largas horas o simplemente agotamiento.

Les compartimos algunos pasos prácticos que los líderes de seguridad pueden tomar para reforzar los mensajes de seguridad:

Redoble sus esfuerzos de seguridad. Los profesionales de seguridad y otros líderes deben ingresar al campo, real o virtual, para registrarse y hablar con su gente. Con el distanciamiento social y otras restricciones establecidas, sea creativo con lo que significa estar "en el campo". Por ejemplo, puede usar aplicaciones de teléfonos celulares con capacidades visuales o hacer que los miembros del equipo usen cámaras web para que pueda ver lo que están viendo.

Esté abierto a discusiones sobre dilemas percibidos entre seguridad y costo / producción / servicio. Deje que los trabajadores sepan claramente cuáles son sus expectativas. Sin una guía frecuente y específica, las personas "llenarán los vacíos" y crearán su propia historia sobre lo que es importante, y eso puede no ser seguridad.

Sea muy claro al indicar sus expectativas de seguridad. Especialmente a la luz de la crisis en curso, se debe recordar a los empleados que la seguridad es su máxima prioridad. Evite decirles simplemente: "Esté seguro". En cambio, comparta cosas específicas que pueden hacer, como: "Asegúrese de usar el equipo de seguridad adecuado en todo momento".

Refuerce la importancia de escalar los problemas. Cuando se trata de seguridad, les pedimos a las personas que controlen lo que pueden y escalen lo que no pueden. Desafortunadamente, hay muchas cosas que no podemos controlar durante una pandemia. Centrarse en lo que se puede hacer ayudará a los empleados a mantenerse consistentes con sus expectativas de seguridad.

Agradezca a las personas por hacer lo correcto. Mientras esté en las instalaciones, observe cómo trabaja la gente. Cuando vea que las cosas suceden correctamente, agradézcales. Por ejemplo, cuando ve que se mantiene el espacio adecuado, es fácil decir: "Gracias por mantener esa separación de seis pies. Estás haciendo lo correcto". Los empleados notarán que te importa lo que hacen y cómo lo hacen.

Muestre empatía. Muchas personas tienen miedo en el entorno actual. Sus preocupaciones van desde la salud física y mental hasta problemas familiares y dificultades económicas. Saber que entiendes por lo que están pasando puede ayudar a aliviar la ansiedad y mantener su enfoque en la seguridad.

Es difícil imaginar un tiempo reciente durante el cual el presente y el futuro parezcan tan cargados. Pero incluso durante este período sin precedentes, la seguridad debe seguir siendo una prioridad inquebrantable.

Larry Pearlman

Larry Pearlman is a senior vice president with the Workforce Strategies Practice of Marsh Risk Consulting, located in the Chicago office.