INVESTIGACIÓN Y BOLETINES

Seguridad cibernética post COVID-19: 10 formas de proteger su negocio

 


A raíz de la pandemia del COVID-19 y la implementación resultante de directivas de distanciamiento social, procesos comerciales alterados y nuevas realidades económicas, las empresas deben revisar y abordar su infraestructura tecnológica y medidas de ciberseguridad.

Los rápidos cambios provocados por la pandemia, incluido el movimiento de una gran parte de la fuerza laboral al teletrabajo y la expansión de las huellas del comercio electrónico, han provocado que muchas compañías implementen nuevas capacidades de IT que se ajusten a las nuevas necesidades. Algunas soluciones provisionales han pasado por alto los procesos normales de desarrollo, aprobación y despliegue, que a menudo han ampliado o violado las políticas de ciberseguridad existentes, al mismo tiempo que la actividad de los malos actores ha aumentado a nivel mundial.

Preparándose para el mundo post pandémico

Conforme disminuyen las medidas de distanciamiento social, y antes de una posible segunda ola de casos de coronavirus, las organizaciones deberán eliminar el riesgo de la empresa y adaptar las operaciones a una "nueva normalidad". Esto requerirá una evaluación exhaustiva de los cambios de IT y ciberseguridad impulsados por una pandemia, algunos de los cuales se implementaron rápidamente durante la fase de respuesta, seguidos de ajustes estratégicos de arquitecturas empresariales, controles de ciberseguridad y procesos comerciales basados en estrategias operativas de largo plazo.

Incluso durante los tiempos "normales", las políticas a menudo van desfasadas de la realidad en las empresas de IT de hoy. En el período de reconstrucción pandémica, la política y la documentación deberán ponerse al día. Es posible que sea necesario institucionalizar algunos cambios realizados para abordar la pandemia; otros pueden necesitar ser reemplazados por soluciones más seguras y permanentes. Todos los cambios deben verse a través de una lente de resiliencia, que conduzca a un futuro más ágil y seguro para las empresas.

A medida que las sociedades se recuperan de las posturas de lucha contra la pandemia, podemos anticipar algunas características del mundo empresarial posterior a COVID-19, que incluyen:

  • Aumento e institucionalización del trabajo a distancia.
  • Migración acelerada a infraestructura y aplicaciones en la nube.
  • Crecimiento en la funcionalidad y uso de herramientas colaborativas en línea.
  • Aumento en el comercio electrónico.
  • Superficies de ciberataques ampliadas debido al aumento del teletrabajo.
  • Más atención a la resiliencia empresarial.

En el documento descargable adjunto, ofrecemos 10 áreas que requerirán atención en el mundo posterior al COVID-19.